jueves, 12 de junio de 2014

Una ambientación versátil y natural.

Una nueva idea para decorar tu hogar empleando pocos materiales o reciclando los que ya tenes. 

Materiales necesarios:

-Marco viejo con molduras
-Pátina o pomada blanca
-Frascos o botellas de vidrio de diferentes formatos
-Recipiente de metal 
-Hilo rústico 
-Tornillo o ajuste en L para colgar el cuadro. 
-Flores naturales, las que quieras. 

Procedimiento: 
-Limpiá el marco con un trapo húmedo. Si te gusta la pintura de base, solo lijalo para darle un aspecto de envejecido y volvé a limpiarlo para quitar el polvillo. Sino tiene pintura, podes patinarlo de color blanco, una vez seca la pátina, retirar el excedente con una gamuza limpia. 
-Decidir en que lugar de la casa lo vas a colgar y amurarlo firmemente a la pared. 
-Emplear el hilo rústico y ajustarlo a la boca de los frascos que quieras colgar. Con el otro extremo, lograr la unión al marco dando varias vueltas sobre la madera horizontal superior. -Generar diferentes largos. Cargar con poca agua cada recipiente y colocar las flores elegidas para decorar tu casa con los colores que más te gusten. 

Variando las flores, nunca te cansarás de tu nueva y original ambientación. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario