miércoles, 24 de julio de 2013

EL COLOR COMO PARTE DE TU FORMA DE SER



Decir que solo el color nos define sería mentir, pero hay una cierta relación entre las emociones y la personalidad al momento de elegir el tono para vestirnos, decorar nuestra casa, elegir objetos y pintar los ambientes.



Optar por tonos blancos, claros o neutros, puede expresar simpleza y buen gusto, a su vez también practicidad, aunque poco compromiso para jugarnos por otro color.

Los rosados son colores muy asociados a la femineidad, a personas románticas, expresivas y cálidas.

El negro, puede definir una personalidad práctica, disciplinada e independiente. Generalmente se usa combinado con blanco o tonos neutros.

La gama de los azules, se vinculan con personalidades tranquilas, apacibles que suelen querer evitar los conflictos. Éstos tonos son muy usados en cuartos ya que inducen al descanso.

Los colores vibrantes como el amarillo y el anaranjado, hablan de personas alegres y optimistas que buscan ambientes energéticos y cálidos a la vez.

Los verdes se relacionan con personas emotivas, profundas y espontáneas. Generan ambientes con un estilo “fresco”



Aprovechemos al máximo lo que los colores nos transmiten y como dice la letra de la canción: Color esperanza “….las ventanas se pueden abrir, cambiar el aire depende de ti.....”















No hay comentarios:

Publicar un comentario