martes, 19 de junio de 2012

ALIMENTOS Y COMIDAS PARA RESISTIR EL FRIO!

 
Como en cualquier época del año es importante llevar una alimentación variada que incluya todos los grupos de alimentos, con las calorías suficientes para enfrentar las actividades del día, y con todos los nutrientes esenciales: carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas y minerales.

Dentro de las vitaminas y los minerales son de gran importancia aquellos que  cumplen una función antioxidante y participan en la función inmune como:
-La vitamina C: presente en cítricos y vegetales crudos como: ají morrón y tomates.
-La vitamina E: contenida en los aceites crudos que empleamos como aderezo
-La vitamina A: en productos de origen animal y lácteos fortificados.
-Los Betacarotenos: presentes en frutas y vegetales de color anaranjado, rojo y en las hojas de color verde oscuro.
Dentro de los minerales:
-El zinc: contenido en los productos de mar, carnes, frutas secas y cereales fortificados.
-El selenio: presente mayoritariamente en vegetales, también en carnes y en huevos.
Y también, los compuestos funcionales, que son sustancias no nutritivas contenidas en la mayoría de los vegetales que también cumplen funciones antioxidantes.
Algunas comidas que incluyen estos principios nutritivos son:
Los guisos, porque permiten incluir una gran variedad de vegetales, carnes y legumbres.
Copa de frutas cítricas: gajos de naranja y pomelo, rociados con jugo de limón y un hilo de miel o de edulcorante. Aportan vitamina C y betacarotenos, sustancias precursoras de vitamina A en el organismo, la que participa en el mantenimiento del buen estado de la piel y de las mucosas que recubren zonas como la boca y garganta aumentando su protección. Lo ideal es consumir 2 frutas cítricas al día.
 Lasaña de calabaza: cortar rodajas finas de calabaza, lubricarlas con aceite. Llevar al horno hasta dorar de ambos lados y ablandar. Aparte saltear hojas de espinacas con cebolla. Armar la lasaña en una fuente para horno disponiendo una base de calabaza, rodajas finas de tomate, y el salteado de espinacas. Repetir hasta formar la lasaña. Terminar con salsa blanca liviana y espolvorear con queso en hebras bajo en grasas. Gratinar en horno fuerte. Esta preparación aporta betacarotenos, y compuestos funcionales.
 Tortilla de cebollas:
Rehogar la cantidad deseada de ajo, incorporar aros de cebolla y cocinar hasta transparentar. Incorporar queso en hebras bajo en grasas, y luego volcar huevo batido condimentado con hierbas hasta cubrir el nivel de la cebolla. Tapar y cocinar a fuego mínimo sobre hornalla o en el horno, hasta que el huevo se haya coagulado completamente y se pueda desmoldar. La cebolla y el ajo contienen Alicina, una sustancia que cumple una acción bactericida en nuestro organismo, contribuyendo a la prevención de ciertos tipos de   enfermedades y a la recuperación de estados de resfríos. Lo ideal es consumirlos crudos o con una cocción muy corta.
Flan de coliflor y repollo:
Hervir la coliflor, colar y reservar. Rallar con la parte gruesa del rallador la zanahoria, cortar en fina juliana el repollo blanco, y picar la coliflor. Condimentar a gusto. Mezclar bien y rellenar una budinera de teflón lubricada con aceite en spray, volcar sobre los vegetales los huevos batidos. Cocinar a baño de María hasta que la preparación tome consistencia. Las coles como el brócoli, coliflor y el repollo
, tienen compuestos azufrados que participan cuidando nuestro sistema inmune, su consumo se relaciona con la prevención de muchas enfermedades y ciertos tipos de cáncer.
 Tengamos en cuenta preparaciones como las mencionadas, y pongamos toda nuestra creatividad al servicio de la cocina y  de nuestra salud.
Recordemos cocinar budines de vegetales, rellenos de tartas, tortillas, omelettes, salteados y purés de vegetales y de legumbres, sopas enriquecidas con germen de trigo, levadura y salvado de avena, vegetales rellenos, en otras posibilidades para saborear y pasar el invierno previniendo enfermedades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario