martes, 19 de junio de 2012

ALIMENTOS PROBIÓTICOS Y PREBIÓTICOS ¿QUÉ EFECTO CAUSAN?


Un Probiótico es un alimento o producto alimenticio que actúa de vehículo para la llegada de microorganismos vivos al intestino, y que al administrarse en cantidades adecuadas, confieren un beneficio para nuestra salud.
Estos alimentos en su mayoría lácteos, se comercializan en el mercado e incluyen a los yogures y leches cultivadas.
La acción de un alimento probiótico podría sintetizarse de la siguiente manera:

-Generan un ambiente poco agradable para  el desarrollo de los microorganismos potencialmente patógenos, es decir los que producen enfermedades.
-Ayudan a mantener la integridad de la barrera intestinal (mucosa) para evitar que los agentes patógenos ingresen a nuestra sangre.
-Estimulan los mecanismos de defensa inmunológica, aumentando la resistencia a enfermarnos
.

En términos generales, los alimentos probióticos generan un beneficio para nuestra salud cuando los incorporamos diariamente.
Contribuyen a la prevención de enfermedades, del mismo modo que una alimentación variada y equilibrada, sin ser productos indispensables, agregan un plus o un valor extra a nuestra alimentación cotidiana.

La diferencia con los alimentos denominados PREBIÓTICOS, es que en lugar de contener microorganismos vivos, contienen compuestos nutritivos para ciertas bacterias benéficas que se encuentran en nuestro sistema digestivo.
Estos componentes serán recién digeridos en el intestino por nuestra propia flora intestinal, obteniéndose como subproductos de la fermentación otras sustancias que generan beneficios en la mucosa y evitan la multiplicación de los microorganismos potencialmente patógenos.

Los compuestos prebióticos más empleados por la industria alimenticia son los Frutooligosacáridos y la Inulina. Ambos se obtienen del reino vegetal, algunos ejemplos son: la cebolla, el ajo, el puerro, los espárragos, la remolacha. Se extraen y añaden a productos alimenticios variados como panes, galletitas, yerba mate, edulcorantes, cereales, quesos, entre otros.

Por otra parte, y al funcionar como sustancias no digeribles por nuestras enzimas, cumplen el papel de fibra estimulando el tránsito intestinal normal, favoreciendo los valores normales de lípidos y colesterol en sangre y el control de la glucosa.

Es decir, que tanto los probióticos como los prebióticos suman benéficos a una dieta variada y equilibrada en nutrientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario